jueves, 7 de febrero de 2013

2 - La conversión: SEMANA PRIMERA Revisando si nuestras actuaciones están de acuerdo con el Sermón de la montaña

LUNES I: LO QUE HABÉIS HECHO A UN HERMANO El centro del evangelio es prestar atención al hermano. Mt 25 es un resumen importantísimo del mensaje de Jesús. Para saber si lo amo a Él, tengo que ver si amo los otros. Nuestro amor, como el suyo, tiene que ser gratuito, sin ni darnos cuenta del motivo del amor. ¿Cuándo lo hicimos? dicen los que estan a la derecha...

MARTES I: LO QUE HABÉIS HECHO A UN HERMANO El centro del evangelio es prestar atención al hermano. Mt 25 es un resumen importantísimo del mensaje de Jesús. Para saber si  lo amo a Él, tengo que ver si amo los otros. Nuestro amor, como el suyo, tiene que ser gratuito, sin ni darnos cuenta del motivo del amor. ¿Cuándo lo hicimos? dicen los que estan a la derecha...

MIÉRCOLES I: MÁS QUE JONÁS Y QUE SALOMÓN Convertirse quiere decir vivir ya aquello que es vida eterna: el AMOR a Dios y a los hermanos. Para "convertirnos" no tenemos que esperar grandes prodigios. Tenemos a Jesús dentro de nosotros, que es más que Jonás y que Salomón.

JUEVES I: DAR SIN PONER CONDICIONES Si pides PAN a tu Padre, no te dará una PIEDRA. Si le pides PEZ, no te dará una SERPIENTE. Así como la generosidad del Padre no ponecondiciones, también nosotros tenemos que dar a los otros lo que querríamos que ellos nos dieran. Esta norma evangélica hace que los cristianos no tengamos leyes que nos enseñen la forma de amar, sino que cada uno tiene que inventar su AMOR preguntándolo al propio corazón. O sea dando a los otros lo que nuestro corazón querría para sí mismo.

VIERNES I: DEJA LA OFRENDA Y HAZ LAS PACES La exigencia de la COMUNIÓN fraterna es tan imperiosa, que incluso puede interrumpir el culto dado a Dios. Es más importante vivir en paz con el hermano, que dedicarse a la plegaria. O dicho con otras palabras, no podemos rogar, si vivimos enemistados con los hermanos. Con todo, como Dios conoce nuestra debilidad, "allí donde no llega nuestra naturaleza, pidámosle que nos ayude su gracia" (Regla de S. Benito)

SABADO I: HIJOS del PADRE que hace salir el SOL sobre BUENOS y MALOS El Amor cristiano va más allá de la simpatía natural, nos hace amar incluso a los que nos son "enemigos". Y este amor es, justamente, el que nos hace hijos del Padre que hace salir el sol sobre buenos y malos. Este amor es como un nuevo Bautismo. Sería una farsa estar bautizado, y tener enemigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario