domingo, 14 de abril de 2013

Papa Francisco preocupado por la reducción de la pobreza y la conservación de la naturaleza


Ciudad del Vaticano, 14 de abril 2013 (OCLACC-SignisALC).- Al cumplirse el primer mes de pontificado, elpapa Francisco recibió en audiencia particular al presidente del Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC), embajador Néstor Osorio (Colombia), con quien dialogaron sobre los esfuerzos en la promoción de la paz y eliminación de la pobreza y el hambre en el mundo. Según explicó el diplomático colombiano, hay muchas "coincidencias entre el mensaje del Santo padre y las tareas que tienen las Naciones Unidas y su Consejo Económico y Social, como plataformas de iniciativas para cumplir las metas del milenio".
En una entrevista concedida a Radio Vaticana, el representante del ECOSOC explicó que los objetivos del milenio buscan reducir la pobreza, reducir el hambre, lograr la igualdad de la mujer, y la reducción de todas las desigualdades que existen en el mundo. Por ello, analizaron con el papa "que es fundamental un compromiso político a nivel de Naciones Unidas para continuar progresando en mejorar las condiciones de vida de la humanidad, en proteger el planeta de las amenazas que tiene para su conservación".
En la audiencia el papa Francisco dialogaron sobre la necesidad de "encontrar unas vías eficientes para que en un mundo como el que vivimos y que continúa creciendo, y que en el año 2050 habrá 9.000 millones de habitantes, se requerirá también el doble de la alimentación que hoy se necesita, lo cual es un reto muy grande".
Según comentó, el Santo Padre puso de relieve la importancia de la conservación de las fuentes de agua y la forma de trabajar en la conservación del medio ambiente, y renovar los compromisos con miras a lo que se denomina post 2015, que fue el año en que se aspiraba lograr el cumplimiento de las metas del milenio, de reducir la pobreza en el mundo. En torno a esta propuesta, el embajador Osorio explicó que "ahora entramos a otra fase, que fue diseñada en la Cumbre Río +20", y que prevé continuar en la búsqueda de soluciones a los problemas de la pobreza, en un marco de desarrollo más integral, que debe ser orientado por el ECOSOC.
Agregó que la idea con esta nueva etapa es la de que haya un compromiso "más generalizado y más abarcante no solo de los países desarrollados sino también de los países en vías de desarrollo para no solo salvar al planeta sino darle un mejor bienestar a la humanidad".
El diplomático señaló también que uno de los grandes desafíos de la ONU y del ECOSOC es "cómo darle a la juventud una participación más efectiva y cómo interpretar sus aspiraciones, y cómo propiciar que los gobiernos adopten políticas que ayuden a preparar los empleos del mañana". Según comentó, con el papa Francisco dialogaron también sobre los jóvenes y del empleo para los jóvenes, tema sobre el cual el papa demostró una especial preocupación, sobre todo en torno a "la necesidad de propiciar encuentros, para que la gente se acerque, para crear ambientes de conciliación y de convivencia pacífica".
Al referirse a la realidad que se vive en América latina, el embajador Osorio destacó que la mayoría de países se encuentra en una "posición privilegiada en cuanto a la capacidad que han demostrado de salir de situaciones de crisis muy grandes, y muchos de los países se han convertido en países con economías llamadas emergentes, a donde llega la inversión extranjera y las clases sociales están progresando", aunque no desconoció que persisten también grandes desigualdades, que deben ser atacadas por los formuladores de políticas públicas. 
La principal preocupación que existe en la región es la de Haití, país que enfrenta graves problemas y que ha sufrido enormemente, sobre todo a raíz del terremoto, por lo que Naciones Unidas y el ECOSOC estań desplegando un gran esfuerzo para ayudar que este país caribeño supere los problemas sociales y económicos que enfrenta, puntualizó.
Redacción de OCLACC-SignisALC




No hay comentarios:

Publicar un comentario