jueves, 26 de enero de 2017

Invitación a la teología, lección 4 de 8: ¿De qué sirve estudiar teología?

* El estudio teológico trae frutos interiores, comunitarios y trascendentes. Los interiores son especialmente la unidad, que supone coherencia; la armonía, que implica crecimiento integral; y un camino creciente de luz y de gracia.

* Los principales frutos comunitarios son: atención a los más débiles y pobres; crecimiento en el don de la verdadera fraternidad; impulso misionero.

* Los frutos trascendentes son: capacidad de dar su justo valor a las cosas de este mundo; y anticipación de los dones del cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario